13 en Bogota

La obra del Maestro Trincado nos presenta una serie de axiomas y preceptos de profundidad, a veces dificil de comprender, que de muchas maneras es poco entendida y subvalorada por quienes tras leer la frase suponen la comprensión completa de lo que el Maestro deseaba expresar y manifestar con cada una de estas palabras. Un ejemplo de ello, es la maxima «Solo las obras hacen fé.

Este artículo busca recordar una frase con frecuencia vista en foros de discusión y avatares de MSN, de quienes posando de alguna profundidad filosófica la usan, sin saber mucho de lo que la frase incluye e implica.

Muchos, por su lado, van por el mundo cuestionando y por que no pensarlo, acusan y señalan con descrédito (como si hermanos no fueramos): ¡Obras , hermano, obras!. Y a mi dentro de mis curiosidades me nace una inquietud… y a que se refieren de hecho al decir obras?.

El ser humano desde que encarna, entiendo yo, comienza con sus obras, las que su grado de progreso y su proyecto para la presente existencia le trazan (al igual de lo que las instancias de la existencia le permiten llegar a hacer). Así, no esperaremos un descubrimiento cientifico o un postulado filosofico de las magnitudes de Joaquin Trincado o quizas un Giordano Bruno de manos de un hermano cuya comprensión del mundo encarnado y desencarnado, escasamente le permiten dislumbrar un muy tenue rayo de luz en el horizonte.

No obstante, sus acciones, sus pasos durante su encarnación, bien sean los que este estimó realizar en la presente existencia, son obras, aun cuando no parezcan colaborar a nadie mas (lo cual a mi parecer es otro concepto a considerar). Y por minusculos que estos pasos e insignificantes que para mí sean sus obras o inclusive, a mí juicio en particular, fueran obras de «negro de hollin» (de acuerdo al uso de Abraham, en su testamento), ni puedo a leguas considerarme reemplazo o vocero del juez, ni entiendo las implicaciones de las acciones de este hermano para quitar o dar credito, más si quizas mi labor es guiarle y darle luz a sus acciones, entonces la cuestión probablemente sería otra muy diferente.

Pero, hay acciones que realmente afectan y alteran el curso de la humanidad, y las cuales no somos capaces aveces de identificarlas y de buscar influir de manera positiva sobre ellas para corregirlo. La EME de la CU, sabe bien de esto, puesto que desde su doctrina se manifiesta claramente, pero entendido quizas no muy bien ha sido. Y no es idea justamente juzgar la incomprensión sino de estimular la comprensión de los actos y de las obras, puesto que si ni entiendo lo que el otro hermano hace, del porque lo hace, de como se beneficia por hacerlo y quienes mas se ven afectados o beneficiados al hacerlo, ¿Con que criterio racional puedo yo entrar a pretender dar luz a sus obras si ni tengo luz para iluminar mis ideas?

Mucho menos tras ostentar un minimo o mediano conocimiento de esta doctrina, o de cualquier otra (dado que este es un tema tambien que se suele poner a juicio), buscar en quienes se encuentren en cualquier posición, lo que no pueden o no deben hacer, puesto que no es su misión. Aunque si yo lo supiera, tampoco podría llegar a exigir obras, porque mi labor, por el solo hecho de saberlo sería ayudarle y brindarle apoyo en su misión, mas cuando esta fuere en beneficio de la humanidad.

Es así como, estimados hermanos, donde las obras importan en la medida que entendemos la envergadura de una obra, aunque la obra sea a nivel personal, familiar y aparentemente no impacte a nivel universal. Aunque, pensaría yo, que cualquier acción del espiritu sobre la materia tiene impacto universal… Pero esto es tema de otro analisis más profundo…

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.