13 en Bogota

Sin tener en cuenta la idea que se desea transmitir, ni el enfoque, si es altruista o egoista, religioso o no, el llevar una idea a una persona o a un grupo de personas es una labor que requiere una serie de requisitos para facilitar la transmision del mensaje, no simplemente la idea, la cual buena o mala, verdad o mentira, impacta dependiendo del modo y las circunstancias como es transmitida. Claro, en ello importa el magnetismo del orador, su capacidad en el manejo de grupos, el conocimiento de si mismo que le de seguridad, entre otras caracteristicas que definen a un buen orador.

Ejemplos de buenos oradores para tener como referencia son multiples, sin embargo, pocos de ellos se destacaran por el caracter altruista, sino mas bien por el uso de sus atributos y facultades orales y de expresión para el beneficio economico propio y de su casta o grupo social inmediato. Con ello me refiero a curas, religiosos en general, oradores profesionales y conferencistas, politicos, etc. Pero de ellos no podremos extraer un ideal en pro del progreso de la raza humana hacia una instancia superior, o un conocimiento del ser superior al que cualquier docente de colegio o universidad pueda darnos, porque en ellos no pareciere yacer ese principio ni esa idea. Abunda la propiedad de la superacion del yo, eso si, de la autoayuda, de la motivación supuesta, basada en las experiencias comunes que son recitadas de manera que agrupan lo que se desea escuchar y favorece el fanatismo enceguecedor al creer en ello la verdad absoluta de la existencia, pensando «positivamente» en un mejor ser, sin saber nada del ser, del hombre, de su escencia, pero si mirando todo con ojos de felicidad e ingenuidad. Esto es un ejemplo de como puede algo que no es verdad, llegar a convertirse en la verdad absoluta de quien urgiendo por una verdad encuentra en una persona su maestro y guia lo que cree buscar y en el encontrar todas las respuestas a cambio de , claro una pequeña compensacion economica. Todo ello sucede, a traves de la habilidad de dar una buena comunicacion.

No importa entonces a muchos si es verdad o no, lo que escuchan a voz publica, sino el hecho de creerlo verdad, puesto que anima, y que mas facil llega lo que se nos dice con buena voz, buena entonacion y nos llegue al interes inmediato!. Sin emgargo al pedirsenos conocernos a nosotros mismos, pensar en algo mas complejo como el espiritu, la cuestion se hace dificil de entender, imposible de creer y nos arraigamos en lo que resulta mas economico en terminos de esfuerzo: la creencia de lo que se escucha.

Siendo de esta manera, se hace importante que quienes entendemos algo del ser, desde el enfoque de la filosofia espiritista, que procuramos el conocimiento de si mismo, siendo el espiritu un factor indispensable en este estudio, siendo así, debemos esforzarnos en refinar nuestro discurso, de manera que quien escuche un tema tan complejo, de una tan importante y asi mismo vital, no nos qedemos cortos de palabras y nuestra voz titubee y dubitativos expresemos lo que ella plantea. Eso en si, muchas veces es lo que nos pasa y muestra de ello es el resultado.

De esta manera una eficiente habilidad oratoria procura comunicarse oralmente con otras personas con el objetivo de informarles, enseñarles, instruirles, entretenerlas inclusive con las ideas que a ellas vamos a plantear, dado que casualmente exponer una idea compleja, tiene que ser agradable para quienes lo escuchan y de ello desean saber. Es bueno señalar que hay una gran diferencia entre persuasión y manipulación, son dos cosas muy distintas, y en este aspecto cuando difundimos una idea, transmitimos lo que nosotros desde nuestro entender hay, y si poco sabemos, o malentendemos el espiritismo, pero con buena capacidad de expresarnos y con buen convencimiento, ¿que bien podremos hacer a quienes arrastramos a nuestra propia ignorancia? ¿Acaso somos inocentes de transmitir nuestra ignorancia a quienes ingenuamente creen en nuestras palabras y ponen su interes en lo que les infundimos?, De esto la historia nos habla a montones, y hay tantos encegecidos en su propia supremacia y deseo de ser «importantes y posar con infulas sobre los demas» que ni cuenta se han dado del daño que han hecho, pero lo harán.

Sin embargo, ademas de conocer muy bien la doctrina del espiritismo para poder comunicarla, expresarla y exponerla a quien sea (aun sea nuestr familiar cercano que cree que esto es brujeria, lectura del tarot y evocaciones de muertos), debemos comprender que no necesitamos ser un genio o tener talentos especiales para convertirte en una gran orador. Hay una frase que dice “Todos podemos hablar en público con éxito…pero antes, debemos prepararnos”. Con un mínimo de sentido común, deseo de aprender, analisis y un espiritu austero lo suficiente para mantener en el horizonte la perspectiva de la doctrina espirita— se pueden hacer muy buenas cosas, sin engaños, ni pretensiones y de quienes guiamos y a quienes aportamos veremos rapidamente la luz de amor y el sentir de la comuna, aun cuando el resto de mundo siga igual.

Tambien es comprensible, y frecuente que expresar y comunicar una doctrina como el espiritismo a quienes de ella entienden todo lo que casualmente no es, genera miedo. Es inevitable pensar en miedo escénico, nerviosismo, complejo o temor de hablar en público, de pensar que cualquiera y sobre todo los fanaticos religiosos que aun sin tener razon alguna se mantienen en «la palabra de Dios es la Biblia, y solo alli esta la verdad«, destruyendo cualquier verdad, cualquier razon, bajo ese principio. Es necesario saber controlarnos y aprender a regular a nuestros opositores , manteniendo nuestro conocimiento del espiritismo, de la doctrina, de la filosofia y las ciencias que dan el peso de la razon suficiente a lo que exponemos, mas alla de cualquier creencia arraigada y por ello esta misma doctrina sostiene que a nadie busca convencer. Por ello  se dice que regla más importante para hablar en público, es saber muy bien de qué se está hablando, y si de ello dudamos quienes por fe ciega y fanatica todo lo niegan y todo demeritan, con su seguridad en la ignorancia que les cubre, desbaratan hasta la verdad mas evidente e irrefutable, por el simple y exclusivo convencimiento de lo que su fe les hace creer.

Y creen en ello por simple Seguridad, Convicción y arraigo del Poder. Estas la herramientas arrastran al ignorante, al ingenuo, e inclusive al dudoso, cuando las palabras son las adecuadas, llegan a un escucha preparado y deseoso de hacerlo. Inclusive victimas de ello habremos sido, somos y muchas veces quizas lo seremos aun, mientras no apliquemos nuestra capacidad de analisis, un racionalismo critico, y seamos conocedores de nosotros mismos, teniendo la capacidad absoluta de distingir el engaño de la aparente verdad, el engaño de la mentira y la verdad subyacente de la mentira, como la verdad absoluta e innegable. Entonces, y solo entonces seremos suficientes para transmitir un concepto de la doctrina de manera mas transparente y sin las manipulaciones que nuestra seguridad, conviccion y poder (por titulo, posicion o actitud) pueda proporcionar, pero apoyados en la luz de la verdad, del amor del padre y facultados por la union espiritual de todos aquellos espiritus de luz que guian nuestras palabras en beneficio de todos aquellos que pueden escucharla.

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.