9 en Bogota

Cuando uno lee y estudia el libro “CONÓCETE  A TI MISMO”  Capítulo  X. “Definiciones Juzgadas” página 547. Se acaba el cielo, la gloria el infierno con sus temores de tener que arrodillarse ante ídolos e imágenes grabados en el Alma por los que tienen un dogma de opresión, nos liberamos al estudiar este maravilloso párrafo.

Pero no es raro ver que las doctrinas de la Escuela Magnético Espiritual de la Comuna Universal en lo material es desconocida por el  99% de la humanidad y los pocos que la conocemos medianamente, hacemos de ella una oración de costumbre ignorando que es donde se refleja y se aprende que el espiritismo es gobierno universal bajo la ley de Amor.

Muchos estudiantes en la Escuela dicen que hay que defenderla, no sabiendo que ella se defiende sola, porque es Universal y nadie la puede manipular. Lo que hay que defender son sus doctrinas que muchos las han tomado para comerciar y hacerse lideres detractores.

Para poder comprender esto debe uno revestirse de un “Alma Grande”, sabiendo que esto se ha conseguido por las reencarnaciones y por lo tanto como Espíritu soy la voluntad del Creador y veo a las pobres Religiones tan pequeñas que mejor es no acordarnos de ellas.

Pero lo que nos hace más grandes es saber que somos una partícula del Creador que lo es todo. Y que yo, no dejo de ser porque una vez fui en Él y con Él y aquí estoy cumpliendo ese mandato de acrecentar la creación, de aquí se desprende y se tiene el conocimiento qué es un Maestro “Nato” que consiste en una regla fija “Que el hombre será aquel que pueda entender y contender con estas Cátedras y estas Economías” ver la “La Economía Universal” por lo que el Maestro describe, Eloí,  el Espíritu  y la Vida O Creador hombre y mundo.

El Maestro Trincado reparte este párrafo en dos partes: “La infinita pequeñez y la infinita grandeza”,  así “Solo ante aquella infinita majestad se ve la realidad de nuestra nonada; pero no quedamos reducidos al no ser, porque el padre es y nosotros somos en él una partícula apenas perceptible que se ve de nosotros ante su ojo; pero, partícula es de su ser y, esto es ser infinitamente grande por la procedencia y la acción encomendada por el que todo lo es en sí mismo, a nuestra individualidad, nonada, pero que es”.

Nosotros ante el creador apenas somos la imperceptible punta de un alfiler, pero tenemos la certeza que somos hijos de él y que somos más grades que el universo infinito y que por la sabiduría lo podemos progresar y dominar todo, pero para esto debemos conocernos a sí mismo como hombres de Espíritu Alma y Cuerpo.

Pobres Religiones y los que las practican, con un dios salido de la nada, creando al Mundo de la nada y al hombre de la nada, que mentes tan obtusas, pero inteligentes para engañar y vivir del  trabajo del productor, ladrones  de la conciencia de aquel que no tuvo como educarse  y aprender a pensar pero ha vivido cumpliendo con la ley impuesta del trabajo.

En el libro los cinco Amores, “El Amor Universal” dice: “Un mundo fue creado el primero. NO HAY FECHA. Del cual proceden ya todos los demás mundos que pueblan el infinito” “que la fuerza creadora de aquel primer mundo fuera capaz de sacar de si mismo Mundos de potencia relativa a formar un centro planetario con los mundos que estos hijos del primer mundo podría emitir, queda fuera de discusión”.

JAIME TORRES

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.