20 en Bogota

Los lideres se caracterizan por la influencia que ejercen sobre las personas que les siguen; por su capacidad de control y dominio sobre los otros, pero ¿necesitará el espiritismo Luz y Verdad, un lider que empuje la doctrina para llevar a la humanidad a la comuna de amor y ley? Estos últimos años, el mundo en el cual vivimos ha sufrido de cambios importantes y de caídas anunciadas de tiempos, teniendo como consecuencia que todos nosotros tengamos momentos dificiles, tanto a nivel social, como economico.

Igualmente nos hemos preguntado más de una vez, que presidente o que persona llegará y le dará la vuelta a esta situación haciendola mas facil; quizas llevandonos hacia el tan anhelado regimen de la Comuna de Amor y Ley, que dista de nuestra mirada como una ilusión lejana.

Pero, la pregunta más crítica que debemos hacernos es… ¿vendrá ese Lider, ese Maestro a arreglarnos la situación?¿No será más bien que por lo pronto ese Maestro, lider o «mesias» (como deseemos llamarlo, el caso es entender el concepto), no vendrá, al menos durante esta epoca?.

Cuando hice el repaso del liderazgo me encontré con algunos aspectos que me dieron a entender que la cuestión va más por el segundo punto, que del primero: Y quizas desencarnemos soñando con la Comuna de Amor y Ley, esperando la señal de la llegada de ese Maestro de Luz que nos cambie el panorama, en cambio de nosotros mismos trabajar en construir todos la comuna de amor y ley.

Muy bien. Pero antes de seguir, he de aclarar que este concepto es bastante amplio (casi que cada «academico» que se cuestiona sobre el seriamente, propone una postura diferente), y el proposito de presentarlo de esta manera, va dirigido al lider en cada uno de nosotros, que somos todos: El espiritu. Siempre tendremos un lider, que nos muestre un camino, un proposito: sobre todo desde que ese lider trabaje por un bien comun, por el bienestar, por el progreso. Si bien ultimamente, el concepto se nos convirtió en una sola cosa: control y desigualdad de condiciones (porque el lider normalmente esta arriba en la jerarquia, y se beneficia de ello).

Ahora, el punto es descrifar que entendemos por Liderazgo;

– El liderazgo es concebido como el conjunto de cualidades de la personalidad y capacidad en una persona que favorecen la guía y el control de otros individuos.

– «El liderazgo es un intento de influencia interpersonal, dirigido a través del proceso de comunicación, al logro de una o varias metas»

Más allá del termino el liderazgo involucra a otras personas; a los seguidores. Los miembros del grupo gustosos de aceptar las órdenes del líder, si no hubiera a quien mandar, el liderazgo sería irrelevante.
Y desde este principio el liderazgo implica la distribución desigual del poder entre el líder y los miembros del grupo. Los miembros del grupo no carecen de poder; pueden dar forma, y de hecho lo hacen, a las actividades del grupo de distintas maneras. Sin embargo, por regla general, el líder tiene siempre más poder. Osea, que el liderazgo es una cuestión más de poder que de dirección.

El liderazgo es la capacidad para usar las diferentes formas del poder para influir en la conducta de los seguidores, de diferentes maneras. De hecho algunos líderes han influido en los soldados para que mataran y algunos líderes han influido en los empleados para que hicieran sacrificios personales para provecho de la compañía.
El liderazgo es cuestión de valores. El liderazgo moral se refiere a los valores y requiere que se ofrezca a los seguidores suficiente información sobre las alternativas para que, cuando llegue el momento de responder a la propuesta del liderazgo de un líder, puedan elegir con inteligencia.

Y esto todo a que va? Bueno, el punto va hacia el dominio y el control, a veces llamado poder. Un poder que un individuo asume sobre las otras personas en pos de la busqueda de un objetivo. Claro sería ver y entender el objetivo del lider, aun cuando tenga bases mezquinas y digamos por ejemplo «economicas» . Más importante aun es saber cual es nuestro objetivo.

¿Cual es nuestro objetivo?¿Hay quien entienda lo suficiente de los objetivos del Espiritismo sobre la faz de la tierra, como para poder ejercer con austeridad y suficiente liderazgo una labor tal que deje marca y abra el camino a sus seguidores, permitiendo arraigar definitivamente en el mundo la Comuna de Amor y Ley? ¿Es ese objetivo comun para todos los habitantes de este planeta, y en general para el espiritu, sea de quien sea, encarnado o desencarnado?

Lo hubo, lo ha habido durante todo el transcurso de nuestra historia evidente, claro (excluyo la historia de la cual no tenemos mayor informacion). Maestros, que nos mostraron un objetivo a la vida, nos plantearon lineamientos legislativos, sociales, economicos, academicos, etc. que nos llevaban al progreso, que significó un mejor estilo de vida, una vida con mejores condiciones en la cual pudieramos llegar a nuestros objetivos y metas individuales más adecuadamente. Un ejemplo de ellos fué el Maestro Joaquín Trincado, quien nos abrió el camino a traves de los lineamientos descritos en cada uno de sus textos, en los cuales más abiertamente pudo expresar con claridad lo que es el Espiritismo y las instancias implicitas al Espiritu.

Y nos dejó la labor de estudiar la doctrina, de apersonarnos de ella, como patrimonio de la humanidad. Quizas mal entendimos el concepto de Maestro, al asumir que era quien nos iba llevar a la Comuna, en reemplazo de la concepcion cristiana del «Cielo». Igualmente, quizas mal concebimos al Maestro, que quizas vendría a abrir nuestros ojos. La verdad es que el concepto es muy claro.

La universalidad del espiritu, así como de la doctrina, nos evidencia una labor tan individual como colectiva, la cual nunca llegará a ser, por uno sino por todos. Es un liderazgo ejercido por la colectividad, más no hacia la colectividad, como sucede en la actualidad, donde se desconoce la labor común del espiritu, común a todos los hombres; y no mas con ello, algunos se creen superiores a los otros hombres y con más derechos.

…Y aún en los medios de comunicación lo máximo que escuchamos del espiritismo es acerca de la señora que se dice «espiritista» que hace un exorcismo para sacar a un «espiritu aberrado». ¿Será tal la ignorancia?, pero no solo de la dama que se pone el titulo para llamar la atención, y hacerse ver como la luminaria de los espiritus; sino nuestra al no dar cada uno de nosotros un paso hacia adelante para sacar todos con empuje y esfuerzo la labor y la verdadera función del espiritu en la vida del hombre, ignorancia respecto a la doctrina que posiblemente aún no entendamos y despreciamos limitandola a una escasa lectura y repaso de palabras, donde nos quedamos en las que no entendemos.

Vemos entonces la falta de un lider, que le demuestre a esa señora lo poco que conoce del espiritismo, lo poco que conoce de sí misma, y de la doctrina la cual dice profesar, pero que por acciones demuestra desconocer. Pero, no aparece ese líder, y en silencio aparente permanecemos impavidos, ante esa persona, y otros que pisotean y vulgarizan esta doctrina, exponiendola como una «secta» (como hemos hallado escrito por investidores de dudoso proceder).

Allí es donde debe nacer la acción colectiva. En la demostración de la labor del espiritismo en la comunidad, en la vida cotidiana, en el hombre mismo. Por eso el Espiritismo fue formulado como doctrina de estudio a traves de la Escuela, y no a traves del texto que formulaba tacticas individualistas y oscuras (de prácticas en salas oscuras a puerta cerrada, y con tablas ouija, golpes, etc. sin reglas y a plena voluntad de las circunstancias), como lo hizo creer el Espiritualismo, enmascarado como «Espiritismo».

Y la acción colectiva, tampoco puede basarse en el esfuerzo de los espiritus no encarnados que nos acompañan! Se necesita el conocimiento, la inteligencia, y el empuje de los encarnados para hacer del Espiritismo lo que se supone ha de ser. Solo, per sé, nunca lo será.

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.