12 en Bogota

Normalmente escuchamos suficiente sobre las legislaciones que rigen en nuestros paises, sobre todo en lo relacionado con los aspectos civiles, lo cual nos concierne a todos a diario, y nos vemos involucrados en las deficiencias que estos sistemas para el control del comportamiento social tienen, y nos quejamos de ello. Pero, que habrìa de hacerse allí para que fueran mejores y más equitativos?

A traves de la historia de la sociedad humana, han nacido diferentes tipos de legislaciones que se han ajustado a las necesidades de la humanidad en cada epoca, desde Shet, a Moisés considerando una sociedad primitiva e idólatra, ciega irreverente y desconocedora de los derechos del otro, hasta la Sociedad Romana cuyo esquema legislativo aun sostiene el armazón jurídico que en muchos paises rige (por lo menos mucho en Colombia). (Con esta ultima observación no estoy omitiendo la labor de otros maestros que nos enseñaron y tras su labor nos han dejado importantes fundamentos de la Ley de Amor, solo hago referencia a la legislación civil actual vigente).

Es importante considerar que cada una ha respondido a una época, por lo que en Shet y Moises algo que probablemente no encontraremos son leyes altamente complejas que consideraran una amplia gama de restricciones considerando las circunstancias de cada acción. Y esto, dado que la comprensión del hombre primitivo de su entorno, solía ser más basica y escasa en sus principios, entendiendo muy poco de la convivencia en sociedad, sin el problema de la diferencia de posturas entre vecino y vecino, o familia a familia. Guerras y sangrientas luchas que olvidaban por completo el valor del ser humano y se redujeron a la lucha por terrenos y recursos. Pero estos legisladores comenzaron una labor sublime de enseñar a esta humanidad el valor del ser humano, a traves de las leyes que les mostraba el camino hacia la comprensión del hombre como hermano y de la tierra como su herramienta, y una sola ley, que en su nivel de entendimiento le costaba mucho trabajo llegar a entender.

De esta manera el hombre ha debido ir entendiendo a pequeños pasos este precepto, aunque no lo ha asimilado totalmente, y en ese transcurso, su comportamiento hacia el hermano no ha dejado de ser violento y generar injusticias. Por ello mismo, aun persiste una legislación que busca regular, bien o mal los comportamientos de aquellos que sobrepasan el limite afectando la convivencia de los demas: delincuentes, explotadores con mil nombres, traficantes, estafadores que quieren vivir facil, etc.

Y casualmente, de no existir dicha legislación, estas personas con intereses y comportamientos mezquinos y dañinos tomarían control del entorno y su daño sería mayor. Y el mejor ejemplo de ello, lo vivimos en nuestra epoca, en una nación que busca con su legislación defender los derechos de la niñez y en ella se esconden aquellos que con impunidad hacen daño siendo menores de edad o manipulando menores.

Pero volvamos a nuestro punto principal: La legislación moderna, su necesidad y la descontextualización en la concepción de el decalogo de Moises, la legislacion de Shet, Siddhartha Gaudama entre otros.

Si bien muchos aspectos del hombre han evolucionado, su comprensión de si mismo aún no ha llegado al punto de entender al otro como hermano, mientras ello no sea asi es necesaria una legislación la cual de compleja a más compleja parece evolucionar. Esto no la hace aun innecesaria o absurda de por si, sino tal vez mal estructurada y mal planteada, dado que claro es, que quienes la hacen tambien tienen intereses personales, posturas y se benefician de ello de cualesquier manera, desvirtuando su caracter fundamental: a equidad en la concepción y trato del hermano.

Pero concretamente no es labor tampoco del espiritista, pretender anular, despreciar o considerarse por encima de cualquier legislacion de cualquier país, sino en cambio contrinuir al mejoramiento de los postulados tras esas mismas legislaciones orientandolos hacia una concepcion de la justicia como ente universal y con un factor unico y global: en cambio de la caracterizacion de postulados legales ante cada circunstancia o situacion, tras la cual subyace cada articulo de ley… lo cual llega a hacerla compleja, paradojica y hasta tergiversarse en el camino.

Seguro es, que mucho hay que contemplar al respecto, mucho que estudiar y analizar, en terminos sociales, juridicos y contextuales. Alli hay una labor que en algun momento y de alguna manera hemos de apoyar, porque todo obedece a ley mayor que sustenta y motiva el infinito campo de las evoluciones sociales.

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.