15 en Bogota

Hombres de la tierra, ¿Será que los miles de millones de siglos y años, no bastan para saber que tenemos espiritus?; Que, por él vivimos como hombres o humanos? ¿Porqué tenemos que confundir alma con espíritu?

Entendamos que el alma es un instrumento, no es la vida, no es el espiritu; es parte de la vida que acompaña al espiritu desde que este fue individualizado por el creador universal, nuestro padre.

Hermanos del mundo, despertemos del letargo religioso que tanto daño nos ha hecho a través de los tiempos; la educación que siempre ha sido manipulada por algunos falaces introduciendo creencias ritos y mañas de miedo que atemorizan al estudiante.

Todos los dioses y santos de las religiones no tienen voluntad ni pensamiento. Son de palo, piedra, yeso y animales (según la zoolatría), hay que ver y estudiar lo que dice y enseña el apocalipsis.

Pastores y sacerdotes sostiene las religiones para que haya pobreza y mendigos arrodillados, pues por morir y que lo entierren pagan los seres a las religiones y los gobiernos de turno; pero, dijo a ello Jesus de Nazareth: «Dejad que los muertos entierren a sus muertos».

¡Quienes son los muertos? Los que no le dan vida ni acción al espiritu: Este piensa, imagina e idealiza todo lo existente conforme al mundo y al universo. Preguntémonos ¡Qué obra hice como espiritu y como hombre? Ser obrero de la creación para embellecer el mundo.

La iglesia Católico-Cristiana por creerse iglesia universal, heredó el haber y debe de las otras religiones que terminaron en el año 325 d.C, matando el espiritu de la letra creyendo a Jesús el único hijo de «Dios» y desheredando a los demás hombres.

Para poder fundar esta «Iglesia Universal» acuden a las siguientes religiones mayores: La Islamica; La Judía, la Fúlica, la Isica, la Vedca y otras menores que fueron desplazadas para poder dominar a su antojo y conveniencia y si querían más, llegó la inquisición, arma de gran poderío.

Los espíritus de los hombres fueron apresados así. Nadie podía pensar fuera de lo dicho por los santos padres, puesto que a la orden estaban los inquisidores. Nerón inquisidor romano; el inquisidor Torquemada español; Vespaciano inquisidor romano, Cisneros Jimkenez inquisidor español; no había salvacion de la excomunión.

Pareciera que el espíritu del hombre fuera un delincuente para andar arrinconado como cualquier objeto. NO! El espíritu del hombre es la vida y la demostración de la vida que es la verdadera trinidad: Espiritu, alma y cuerpo.

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.